domingo, 21 de abril de 2013

A MI ESTRELLA AZUL..

Hoy he descubierto en un costado del cielo al caer el místico manto de la noche en gloria,una espléndida estrella azul y a la cual la rodea en misterio único, un anillo de resplandeciente luz y en esa curiosidad tan mía,por siempre llevada,decidí recorrer el camino despegado que pareciera envolverse entre cantos de luceros y coros propios de ausencias y goces que posee una noche con mágica virtud...Por lo que alentada por una intuición en maravilla,rete al miedo de la soledad de la noche,de la ruta en profundo de soledades llena y todo aquello que me pudiera hacer volver,al parecerme descubrir en insólito hallazgo, sobre un rincón de la vereda y un cerro como aliado,la magnificente estrella azul como asentada sobre la faz en atmósfera de los mortales,y ya sumergida en tales suertes tan llenos de prodigios,irrealidades y hechizos,corrí con descansos momentáneos,quedando tras unas horas,frente al coloso que erguido lucia victorioso,la fabulosa estrella que se agitaba como mi corazón incrédulo de llegar a verla tan cerca,cuando siempre la concebí como algo en su sitial de siderales,inalcanzable para el género de los comunes...Pero tras tomar aliento y ver la fantasía convertida en triunfales hechos,subí con firmeza y dicha extrema el caminito de cuentos,haciendo caso omiso a lo que las voces de la noche en sus esencias de lluvias de lejanías,en alegorías me decían a ciencia cierta,quedando tras un recorrido en ascenso en suma grato,frente a mi estrella azul,que parecía en tal presencia hecha de ensueños,como sumergirse en sí misma,dejando ver en milagro impar, haces de luces y colores,destellos de increíbles hermosuras,gamas en luces de indescriptibles trascendencias,y tras mirar y observar,hipnotizada tanta grandeza en el tal astro azul, temblando mi ser entero,tomé la magnificencia entre mis manos y llorando de emoción pura, la pegue contra mi corazón amante y la cubrí de besos enteramente en éxtasis,mientras mis lágrimas caían al suelo,donde el verde césped brillaba,como si fuera hecho de polvo de estrellas o de un algo de sobrenatural relevancia,que lo hacía aparecer,con espectacularidad extravagante,menos aquello por todos conocido...De pronto,al contemplarme,como chispas de la fascinante luz de la espléndida estrella azul, como si se hubiera quedado,una parte de su fosforescencia,pegada en mi regazo o al parecer provenir de mi corazón,que pareciera como encendido,similar a una flama azul, soltando la milagrosa estrella que quedará suspendida sin caerse, al tiempo que parecía en sus tornasoles luces,como girar en su proximidad a mi persona,admirada al singular hecho en mi acontecido,descubrí mi corazón convertido,como un nichal de la celestial estrella azul, que pareciera en diálogo de elevado lenguaje de luz,conversar animadamente conmigo...De pronto la estrella,giró vertiginosamente y tras subir y bajar cual un rayo veloz,todo el portento de su luz,tomó forma humana de un varón de notable hermosura, lenguaje y especial ciencia en el saber y,concluida la formación,el mismo hombre de las estrellas,con suma satisfacción,al contemplarse me sonrió, con dulzura angelical,que no pude negar a contestar,como un réquiem entre los ángeles y Dios...Dejándose escuchar a la par, en solemnes sonatas de coloquios siderales,como una aprobación,de lo que no tendría final,al encuentro de dos verbos iguales en distinta dimensión...¡¡"Tere,Tere,dónde estás"?¡¡Llegaron hasta mi una voces que con angustia me llamaban apareciendo en breve,al hallazgo de mis huellas,al tiempo que el varón del cosmos, que acariciaba mis manos y me contemplaba arrobado,se esfumaba de mi lado, como un inagotable sueño azul;mientras al dar conmigo mi familia, dichosa me abrazaba mientras les argumentaba,perderme en el bosque al seguir una ave herida,que tras un tiempo de reposo, pudo volver a ascender en plausible vuelo...Mientras mis familiares,amistades y voluntarios,se felicitaban entre sí,a mi encuentro sano y salvo,un llanto en dolor profundo, y protegido por la noche,surcaba mi entristecido rostro,al ir dejando la cima, que no ataba en explicar,como había podido llegar hasta ella, si en las camionetas para regresar,según escuchaba, tardaríamos por ser camino hecho de llanuras,zanjas y despoblado,más o menos dos horas,más descubriendo al casi ir llegando,un hombrecito azul entre mis manos,que parecía como dormir y al cual en espontanea y natural acción, coloque en el centro de mi corazón,riendo interiormente de una dicha de encanto,en gracia espectacular,por no tener lo concerniente al amor,explicación real,que no sea aquella comprensible para el humano:"Soy y eres parte de mi,parte de ti,y huye y verás,que el Cielo entero perderás".-¿Será será que entonces mil aguas beberé y ninguna de ellas,me quitará la sed? Guardo mi estrella como Selene a Endimión, pero sin beber sus mieles,sino en castidad en mi corazón y mil cosas seremos y una sola a la vez..¡¡Que connotado despliegue de auténtica felicidad que va y viene,como aquello que es uno y sin el ninguno,ángel guardián,reluciente pensamiento,estrella y centro de la galaxia sin principio ni final,anda y ve, que siempre regresarás...¡¡Te amo mundo como a Google¡¡ saulalexandeta@yahoo.com.mx saulalexandeta@sonico.com.mx deyaniratarcisia@gmail.com shadeska@twitter.com marydiana@live.com desdemonaartemisa@univision.com tereza.miranda3@facebook.com http://cuentosypoesias.onlinewebshop.net Domingo 21 de Abril del 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada