sábado, 20 de octubre de 2012

DESCIFRANDO EL CORAZÓN....

El corazón,es el pilar de la vida del hombre,porque aquí es donde se almacenan las semillas más preciosas, más hermosas y maravillosas,con el firme propósito de dar al mundo, lo mejor del hombre mismo en su máxima expresión de santidad absoluta,es decir,es algo así como una fuente de purificación humana en todos los sentidos y motivos del vivir, del anhelar, del aspirar,del idealizar y cuanto se pueda visualizar en forma totalmente ascendente y muy similar a la perfección que pide Dios.-Porque todo aquel que contempla el mundo a través del corazón,con el corazón en las manos o con-llevándolo en su buena voluntad,jamás o nunca podrá ser malo o hacer algo que dañe a los demás,por más erróneo mal que llegue a recibir,porque asentado su ser en su corazón,enteramente,todo odio posible,rencor,resentimiento y demás, se llega a convertir en profunda comprensión,amorosa reflexión y seguro perdón,más si es llevado el tal ser que mira el universo con el corazón empujado por la vida a tomar una decisión de castigo equis,sí lo hará,pero con mesura, de tal manera,que los tales necios a su alrededor, lleguen a caer en sus propias redes de sus merecidas acciones en flagelación que ellos los tales enemigos gratuitos, por sí mismos,se aplicarán.-El corazón,que el buen Dios a situado en el ser de todo hombre,viene siendo un restaurador o reparador de todo tipo de equivocación humana,es una luz en las sendas de oscuridad, que nos indica,cuando estamos caminando por riesgosos caminos que debemos de abandonar o es una estrella en nuestras vidas, que nos colma al punto de felicidad fecunda,gracia,y acercamiento a nuestro Hacedor,pues nos clarifica toda visión del mundo, contemplándolo,con profundo amor,como parte del mismo y haciéndonos hacer uso en constante, de la elevada empatía,para poder con ello,hacer de las complejas relaciones humanas,lazos de eterna comunión como familia que somos de la extensa y sublime humanidad a la que pertenecemos y dentro de la cual se pueden encontrar y descubrir en asombrosos hechos únicos, que somos excepcionalmente originales,y que llevamos dentro de nuestro ser,toda la gama en gramos de lluvia sideral,de los cosmos en sus infinitas existencias de visión estatus sin final.-Entonces y solo entonces,el corazón salta y canta de gozo sumo, exaltando la dicha en el hombre,con cuyo efecto tan singular,ese himno a la vida lo convierte,en ascendente inspiración de provecho a nivel global.-Viéndose y sintiéndose,nuevamente,salir del pecho en regocijo,todo ese caudal en mares de seráficos anhelos,que son crecimientos,desarrollos y búsquedas del alma que se depositan en el corazón, para que éste nos los entregue como preciosos ramilletes de flores que repartiremos entre todos aquellos que amamos con adoración.-Padres,hermanos,tíos,primos,sobrinos y demás,que conforman nuestro linaje personal.-Porque el corazón, siendo una obra de Dios, es perfecto en el amar,siendo el hombre por decisión propia o individual, el que suele cambiar sus expresiones de verdad o sinceridad.-Pues aún el corazón tiene identidad personal, tratándose del trato con los amigos y de aquel ser que al llegar y es especial o el amado entre los demás o todos,lo sabe al punto distinguir entre mil o un millón.-Descifremos ésto del corazón, para poder entendernos.-El corazón es un ojo puro,hipersensible y altamente singular,a el no se le puede engañar,por ello cuando alguien se acerca con vacilación,con hipocresía o deshonestidad,éste salta, como alertando,y nos dice en susurro,que algo anda mal o puede no salir bien.-Y es tan acertado regularmente,que puede conducirnos en el campo del amor, a sentir profunda nostalgia,tristeza y melancolía,y señalarnos en forma inequívoca,a la persona ideal, aún, sin sentir esa comunión especial que proviene del amor,por tal de vernos en estado de seguridad o salvación.-Escuchar al corazón, pero con atención,es recogernos en profunda reflexión y,analizar lo conocido como la conciencia,hasta deshojar o llegar al punto, en que se tiene que hacer una genuina elección, quizá entre dos o tres caminos,pero que la vida nos obligará de ser preciso,a tomar una resolución, en determinado momento para dar paso o construcción, a una vida de honor,de reputación y dicha,que regularmente nos exigirá,lo mejor de nosotros mismos en todos los campos del existir, para llegar a merecer el fruto dulce, sacrosanto y único, de nuestros más elevados ideales a cristalizar,como criaturas mortales,pero con aliento de Dios en nuestra asombrosa estructura de seres innegablemente en estados Superior.-Y viendo la vida,que es una fuente en milagro plausible y motivo cierto de cantos,júbilos y grandes regocijos impar,pido y suplico,amar nuestros corazones y escucharlos,pero con mucha y devota atención,pues no olvidemos nunca, que cuanto hacemos durante todas las horas de todos los días de nuestra existencia, ahí, en ese templo vivo de amor, que es nuestro corazón,y con cuyos latidos sin detenerse nos brinda himnos de alabanzas para al nada temer,como llave entre Dios y el hombre,pidamos a la Mente Superior,que no manchemos nuestro corazón con sentimientos impuros,malvados o torcidos,para que podamos aspirar con legitimidad,a toda clase de venturas más allá de lo que puede alcanzar el hombre común, ya desde la misma Tierra y en comunión,con la promesa del Paraíso en su sobrenatural aparecer y,que a mi modo de ver,todos sin excepción nos podemos salvar,sin limitación alguna, si nos basamos en cumplir con sencillez de simpleza pura, las reglas a seguir.-Siendo una de las cosas más complicadas,llegados a adultos,no adulterar el corazón,y con cuyo elixir de santidad en el amor,lo podemos llegar a restaurar,curar o sanar,de todo el mal que le hayamos introducido,en la embriaguez que conlleva,las frívolas tentaciones del pecar y que suele poner,una dulce venda al corazón,que suele caer,aún por mayor poder,en las redes de amores, que nada dan,como algunos "amigos" que trasquilan sin piedad.-Pero todo eso lo ve, la Fuerza Superior, y si los malvados nos avientan a un abismo que han cubierto de flores,luces y melodías,no temamos si hemos obrado el bien,que siendo el corazón la bocina de Dios,el timbre o su alarma,en pro de su obra divinal, tengamos por seguro, que el inocente engañado, premiado será y el perverso o mal intencionados, recibirán, oscurecidos o muertos sus corazones, lo que desearon al que confió, en aquello que con fingida lealtad le brindaron.-Porque el llanto en el justo, escrito está,será dicha encumbrada y eterna y, en el traidor,todo gemido, desazón he infierno.-Por ello,no regalemos nunca una serpiente, que el bueno verá o encontrará en ella,el más poderoso talismán,para conquistar las cimas y destruir a sus enemigos;mientras la misma, en el errado voluntario será,su propia arma de autodestrucción;actuando aquí,también,la sobrenatural soberanía del corazón que todo nos lo hace ver,en perfecta armonía,sublime realidad y esperanza en fe trazada,en todo cuanto lleguemos a conquistar,al obrar con el corazón,que endulza con mieles todo el ser.-Porque el corazón,tiene el sabor de Dios.-¡¡Te amo mundo, como a mi ángel,que mucho sabe dar¡¡ saulalexandeta@yahoo.com.mx deyaniratarcisia@gmail.com saulalexandeta@sonico.com.mx shadeska@twitter.com tereza.miranda3@facebook.com marydiana@live.com desdemonaartemisa@univision.com http://cuentosypoesias.onlinewebshop.net Sábado 20 de Octubre del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada