domingo, 6 de enero de 2013

LA VIRTUD...

La virtud es una luz que en la mujer nos hace andar con pies de sedas,que nos induce a soñar y alcanzar lo inalcanzable,que nos hace hacer milagros aún en tierra ajena,que nos da la divina suerte de tejer,millones de primaveras,es una singular presencia que nos baña de los pies a la cabeza,llenando de gracia enteramente nuestras personas,y aún todo aquello que sea simple,pues atrae o arrastra con dulce frenesí en deleite,la ventura que se anida como mariposa en capullo, como las aves en los suaves follajes de los árboles o como el rocío en la majestad de la nube viajera... La virtud en la mujer es su gracia mayor aunque no quiera,aunque se ría y diga que son antigüedades o cosas ridículas o algo que estorba para la felicidad terrena,porque ésta es un lente en maravilla que con antelación te predice en acertada acción, hacía donde encaminarte o moverte o hacerte,presenciando conjuntos de buenas gentes que siempre aparecen en calidez humana para sacarte del bache,del penar,del caer,del llorar o naufragar en ésta vida tan llena de cosas divinas,sin dejar de aparecer entre ellas,la vileza y la envidia... La virtud es una excelsa comunión con el todo,pues se posee la llave de lo sobrenatural y puede darse el Don único,de saber el sediento espíritu,con el ojo de la mente eterna aún humana,donde y como en teoría imperfecta,se encuentra la Casa del Padre,al sentirse la presencia Angélica,como un nítido aroma de rosas esparcidas,de pino,sándalo o estancia incomparable de la misma gloria anticipada en la concepción impar,de aquello al éxtasis pasado,dejar de darse por no ser de origen mortal.... La virtud es la que sostiene a la mujer al parir,y entregar con sublime actuar,al hombre su sueño real y dueño de su destino,al hijo que en comunión de amor, engendraron con excepción,en base a sus cariños que en el tal vástago la vida muestra lo perenne de su entrega y juramento,más allá de todo bien o todo mal,pues el niño manifiesta,sus dos almas en unidad por donde quiera que va y,el portento de un sentimiento,que habita en su interior,dos almas en una bendecida por el mismo Dios,y hay de aquel,que le llegue a causar dolor o en sus padres separación... La virtud es un manto,hecho de constelación que muchos desean obtener,solo que tiene un precio, simple al parecer,sencillo como las estrellas del cielo y que parecieran poderse tomar,esa impresión, da,pero ese preció tiene un costo de elevada dinastía real,y se llama Amor de Verdad,y éste tiene que ser incondicional,puro y casto como los destellos del Santo Sol,para poder vestirse con supremo rango de superior encanto,debe llevar dignidad,para que el porte luzca con un atractivo especial,pero sobre todo adoración,veneración y mutua admiración,que serán como estelas de un continuo réquiem entre el Cielo y la Tierra de dos que se amen bien... Y si dos amantes no tienen hijos,por voluntad del Hacedor,en ambos a la par y bendita unión,los hijos se verán con profunda satisfacción en los océanos de su misma recreación personal,porque el amor es un milagro que todo lo traduce en prodigiosas realidades al por mayor,semejante ello,al que encontrando un pozo vació,pasa un peregrino calmando su sed y llenándole las viandas a placer o como aquel que perdidos sus dineros en descuidos involuntarios,siendo una moneda la extraviada al mar de caridad encontrada,se ve entre las manos por gentes caritativas, dos monedas o una mas de la perdida y por la cual tanto se lamentaba o como aquel o aquella, que llorando por falta de abrigo sentimental,el buen Dios le envía dos para elegir,como Jesús en el mar al consolar a Pedro por vacías redes,que al poco después, reventaban en prosperidad.... Así es Dios... La virtud es pues cosa buena de verdad,pues es un Algo Fabuloso,que solo se debe entregar,escucha bien mujer de honor,a un solo hombre nunca a dos,tres o más,o harás morir en ti,por propia voluntad,la Señora Esperanza que corona tus sientes desde el nacer,la Diadema de Estrellas y ese Mapa que necesitarás al morir para volver,a la Casa del Padre y cuyas puertas siempre están abiertas de par en par, aún para el Mayor Pecador, que solo llegue a gritar en suplicante y genuina Fe:"¡¡¡Padre, en tus manos encomiendo mi alma de hombre pecador¡¡¡" Ahora mujer, si llegas a perder tú virtud, que sea por verdadero y legítimo Amor, para que el Tentador,no te haga esclava de lascivias y maldades y te llegue a poner el sello del Tártaro. Y si concibes un hijo en tal estado, conviértete en un Virgen como antaño,para que el buen Dios mirándote te envié,si le place,un caballero de gran valía y amor en hartazgo,de tales suertes que todo tú sino,mujer,llegue a ser,dicha y ventura y toda honra restaurada y tú hijo en el porvenir,camine con el donaire del buen nombre en sus padres heredados,porque no puede darse ni existir mayor victoria,que llevar sobre la frente la Estrella que hablará sobre nosotros con anticipación,a todo hermano, familia, sociedad,nación, mundo y cosmos y de los que recibiremos,con asombrosa salutación,muchas formas de homenajes,con enaltecida y luminosa sublime discreción... Eso es la Virtud,una Vida en Gracia que nos acerca en mucho a la Mente Superior, más elige hombre o mujer o extraterrestre de libres albedríos,elijan,que la vida es un gran campo de muchas flores sembradas,y traen en sí,muchas sorpresas también encerradas...¡¡Cuidado,cuidado al elegir, que la vista del Alma no la traigamos nunca Empañada¡¡¡¡Te amo mundo,como a Google¡¡¡ saulalexandeta@yahoo.com.mx saulalexandeta@sonico.com.mx deyaniratarcisia@gmail.com shadeska@twitter.com marydiana@live.com tereza.miranda3@facebook.com desdemonaartemisa@univision.com http://cuentosypoesias.onlinewebshop.net Domingo 6 de Enero del 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada