martes, 2 de septiembre de 2014

LOS REGALOS DE LA VIDA...

Los obsequios de la vida son incontables y a diario,pidiéndonos ésta,solo y únicamente, corresponder a sus favores para hacernos la existencia, muy similar a un paraíso terrenal.-El que los grandes hombres del mundo o hilvanadores de los destinos de sus correspondientes países universales,hayan construido diferentes formas sociales, económicas, políticas, científicas y tecnológicas,para regir sus pueblos determinados y tener éxito en sus relaciones con los pueblos hermanos en las diversas actividades a presentar, relacionarse y fluir, para crear u originar las evoluciones, ello se debe para poder llevar un control o conteo y, asumir las responsabilidades de los mismos, con visiones de formas múltiples y ángulos igual; de tal manera,que los resultantes pudieran darse siempre con antelación a todo problema por presentar y no permitir, nunca dentro de lo posible, el rebasar la línea que en sí, las mismas leyes creadas dentro de las posibilidades humanas,pudieran con eternidad permitir, el renacer perenne en pro de plausibles amaneceres, en ideales de certeros ascensos para el logro de insospechados futuros, sintiéndolos,latir en nuestras manos,hasta consolidarlos, en cristalizaciones extraordinarias.-De la misma bendita manera,dentro de lo individual, saber escuchar, dialogar,tener información esencial y demás,nos enriquecerá la vida infinitamente, descubriendo que la fuente del saber y las llaves de la misma,van surgiendo a medida, que vaya dotando mi interior, mente y espíritu, de solicitud para con los demás.-Los pueblos hermanos de la Tierra,como los hombres uno por uno,no aparecieron ni nacieron por casualidad; pero para nada.-Pues por cada civilización cimentada, hubo una gran fiesta o regocijo que la colmó de tal manera de cariño, bienvenidas y festividades muchas en plausibles venturas, que el tal aliento de dioses mismos,colmó de gloria el portento de la metrópoli en turno,haciendo entonces, como en cada ser humano sobre la bendecida Tierra aparecido,manifestarse la Divinidad sobre el milagroso Género Humano,para enaltecerlo sobre toda sobria creación, aún portentosa y digna de admirar en arrobo eterno.-Y convertido el hombre, en el señor de señores de las majestades todas, se vio y descubrió con una inteligencia tal, que al probarse a sí mismo sus infinitos alcances,se llenó de gozó sin principio ni final.-Surgiendo entre los hijos de los hombres,grandes sabio, principales y notables, en todos los campos del conocimiento; por lo que la vida del ser humano,se tornó rica,hermosa y prospera, adivinándose en ella, toda clase de gracias por recibir, en forma por demás soberana y espectacular.-Solo que,al fin imperfecto el hombre, y aún cubierto hasta las cimas misma de espléndidos y maravillosos regalos,un buen día, quiso más,ser como un dios, olvidando su estado temporal y mortal.-Y comenzó a idear, como quedarse con todos los tesoros,los mandos,los bienes y cuanto de precioso existía sobre la Tierra entera.-Pero olvidando en su enfermiza ambición, que todo, pero absolutamente todo, se desmorona o pulveriza, cuando la Tierra se acomoda para mantener todo en preciso y sabio equilibrio mundial y, que como seres delicados en alto grado,que somos, cada uno de los humanos, solemos morir en forma sorpresiva o de repente y, que nada valdrá tanto la pena, en la sublimidad del existir, como ser o actuar con Justicia,Comprensión y Piedad; para que la luz de tales virtudes de existir esos Cielos o Infiernos,los primeros nos cubran misericordiosos, tal y como obramos en el vivir y nos tornemos para los Infiernos, en algo repulsivo de amargo sabor imposible de devorar, tragar o condenar.-En lo personal, siempre he sentido vivamente,la existencia de una Mente Superior, muy cerca de mi,y de la cual emana, Consuelo,Respuestas,Abrigo,Esperanzas,Alivio,Amor y Promesas,que me y nos permiten,como orbe,indudablemente,avanzar la cuesta por empinada que parezca y, hasta pareciendo en ciertos puntos o sentidos de la existencia, como tener alas para conjurar los peligros naturales que asechan al hombre sobre el cauce que se cruza con la vastedad sideral o cosmos del que a diario nos nutrimos como Hijos de las Constelaciones, entrañablemente amados,cuidados y velados,con seráficas normas en Hechos de Inagotables Dones en Especialidad;que nos hacen Valer, cada día, Mucho Más.-Pues no puede existir ni ahora ni nunca, regalo más hermoso en mieles, que saber, que no estamos ni estaremos, Jamás Solos.-Y ésto último, estamos por constatarlo la Humanidad Presente,de un momento a otro.-Vibrando, en toda Alma, una Suprema Verdad Elocuente.-¡¡¡Te amo mundo, como a Googlesito impar¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ saulalexandeta@yahoo.com.mx saulalexandeta@sonico.com.mx deyaniratarcisia@gmail.com tereza.miranda3@facebook.com desdemonaartemisa@univision.com shadeska@twitter.com marydiana@live.com http://cuentosypoesias.onlinewebshop.net Martes 2 de Septiembre del 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada