viernes, 18 de diciembre de 2015

LA VALÍA DE LAS CIVILIZACIONES......

El ser humano,desde el comienzo de su concepción, fué dotado de grandes y poderosos dones, es decir,para valerse por sí mismo, y llegar, descubrir y construir, cuanto deseara para su propio bienestar,sin mengua alguna.-Imaginemos entonces, que si tantas cosas hermosas puede crear un solo hombre alrededor de sus entornos,cuanto en maravilla no podrán lograr,muchos que unidos visualicen, grandes cosas en pro de mejores formas de vida y hacerlas compartidas.-Ésto mismo, contempló a futuro el hombre que había decidido vivir aislado, pensando que solo, podría construir poderosos reinos y vencer a los demás con sus grandes secretos que iría atesorando, a medida que fuera aprendiendo más y más cada día.-Y se hizo orgulloso y necio, hasta llegar al punto, de la total insensatez y verse entonces, al caducar en él, toda su ciencia llegado determinado tiempo.-Pues comprendío el hombre pensante o mayor,que reduciendo el número de sus comunes o ciudadanos, podría vencer a la adversidad,que también él mismo había sembrado y entonces, hizo leyes de tal manera tan amañadas, que endeudó tanto a sus comunes o ciudadanos,que terminó por convertirlos en esclavos y venderlos al mejor postor he irse quedando solo y con unos cuantos; pensando al no haber deseado un día escuchar más a su pueblo,creyéndose en verdad un dios absoluto,o, que todo cuanto él pensaba, era sabio, enaltecido y acertado.- Sin darse cuenta nunca, en su ciega vanagloria, que se había tornado estúpidez, en el mismo momento que había roto, toda comunicación con los invaluables comunes,que en muy seguido, hasta superan al maestro o rey;en su mentado saber o todo conocimiento,al estancarlo o no hacerlo crecer más.-Y con ello, como consecuencias, había hecho bortar, el retroceso,el hambre,la pobreza,la ignorancia y la terrible oscuridad; que comenzó a transformar a los sabios hombres, en brutales bestias.-Viendo entonces, áquel que se había apartado del resto de los hombres,con increíble sorpresa, que muchos pueblos sencillos,de hombres igual, ahora lucían glorias,esplendor y riquezas.-Sobresaliendo unos de otros, como luceros sobre los firmamentos,pacíficamente.-Y cuyas gracias, en saber beber la sabiduría,les habia hecho construir titánicas escalas que se asentaban sobre los cosmos y, donde habían adquirido un tesoro, difícil de creer, a su opulenta y trascendental victoria, que asemejaba, sin principio ni final.-El hombre entonces, que se había aislado,cuando reconoció a muchos de sus compatriotas que habia desdeñado y hasta vendido con su miserable forma de ser,y que ahora lucían y eran parte elemental de las nuevas evoluciones y notables civilizaciones,cayó a tierra,avergonzado, temeroso y autodestruido; por su bárbaro antiguo proceder.-Al volver a su reino, que estaba hermoso, pero sin mengua del crecer o estático,sus pocos habitantes le recibieron con júbilo y le preguntaron con ansiedad,que había hecho que los pueblos antes humildes, fueran sobrías naciones con gran poder y prometedor futuro,que fusionaban cual lluvia de asombrosos astros.-Entonces, el hombre amante de la soberbia y todo arrebato,sintiéndose en suma vencido por el todo,les dijo la más trágica verdad, de cuanto había visto y hallado,ávido del conocer.-Entonces, todos sus súbditos en clamor, le exigieron que hicieran como pueblo, acto de presencia ante los invictos de la nueva generación y, así lo hicieron; al sentirse detenidos, en un tiempo, donde el conocimiento en todos ellos, se había agotado y no deseaba más fluír, al haber despreciado, toda gama del crecer en el prójimo.-Al verlos llegar los triunfadores, en número de siete millones,lloraron de dicha por verlos aparecer, he hicieron para ellos, festejos de siete días en primorosas fiestas de espectaculares bienvenidas, y a los cuales, los triunfadores,les prometieron compartir, muchas cosas estelares sucesivas.-Haciéndo llorar de alegrías,a los aislados por muchas décadas; junto a sus mujeres,jóvenes y niños.-Solo que, enmedio de tanto júbilo único, una atronadora voz, resonó en los cielos he hizo saber, que los recién recibidos como unos hermanos más, estarían del todo aprobados,inmediatamente, que hicieran presentar al resto del pueblo al que ellos pertenecían y, que según las estadísticas,faltaban catorce millones más.- Entonces, el pueblo de los aislados, cayó a tierra, para no levantarse más.-Porque la grandeza compartida, renueva toda ciencia y va tallando o limpiando, en el Ser Humano,sus muchas Faltas Naturales, hasta irlas convirtiendo,en Radiantes Virtudes que se transforman en la Salvación Innegable de toda Indole,sobre el Milagroso Linaje Humano.-Pues Solo el Ser Humano,es Nadie; o, solo una Llamarada de Cerillo, sobre las Galaxias,que no Califica Jamás.-Pues Querámoslo o no,Conformamos una Gran Familia sobre los Universos, y de ello, Tendremos que Dar Cuentas.-¿Dónde Están,Hombre de las Invictas Eras,los Demás? ¡¡Te amo mundo, como a Googlesito impar¡¡¡¡¡ saulalexandeta@yahoo.com.mx saulalexandeta@sonico.com.mx deyaniratarcisia@gmail.com.mx tereza.miranda3@facebook.com.mx desdemonaartemisa@univision.com marydiana@live.com shadeska@twitter.com http://cuentosypoesias.onlinewebshop.net Viernes 18 de Diciembre del 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada