miércoles, 8 de abril de 2015

EL ROMPECABEZAS DE LA VIDA.-

La gran mayoría de las personas en el mundo piensan, que las cosas o situaciones por venir a nuestro destino personal, como familiar, social,nacional, internacional,mundial y a nivel cosmos, se suceden porque así tenían que ocurrír y en parte, tienen y mucha razón; pero solo en parte.-Es decir, como no somos máquinas ni robots o algún tipo de muñecos vivientes sino seres de trascendencia con destino y soplo divino, acorde a como nos manejemos a nosotros mismos, serán exactamente nuestras aspiraciones o el crecimiento en maravilla de nuestro espíritu o el de las alas del saber,según nos hayamos retroalimentado, para comprender con mayor, medio o pequeño esplendor, los acertijos o escritos que todo camino posee, en ese estado del ascender,con objetivos, razón o sino por construir.-¿Verdad que la diferencia andando el tiempo y en ocasiones tempranamente será radical?Claro,no nacemos sabios ni con la malicia necesaria para no acceder o caer,sobre espejismos que pudieran, ser la desgracia eterna en nuestras vidas, al existir la maldad, que de continuo nos va a estar asechando, en bellas tentaciones tempranas.-Pero por ventura, sí llegamos a contar con el amparo de nuestros padres,las sociedades y autoridades, y un lugar llamado escuela, donde recibimos desde pequeñitos,las primeras y básicas luces de la existencia, que bien amadas, aprendidas y analizadas, nos convertirán indudablemente, en seres prodigiosamente felices sobre la bendita Tierra nuestra,a la profunda comprensión, de cuanto es y será bueno para nosotros en todo efecto presente y por venir.-Porque, pareciera que muchos y no pocos,olvidan en constante, que cuanto lleguemos a realizar, similar al sembrador, dará frutos,ya amargos, ya de miel, ya de elevación.-Aprendamos siempre a vivir agradecidos con el Hacedor;si no lo deseamos, no importa que no le pongamos nombre,pero sí será esencial para nuestro espíritu, creer en algo y hacerlo reposar,sobre un solio de confort, después de ajetreado día.- Porque todos sin excepción, necesitamos descansar,beber agua y comer, para mantenernos vigorizados,contentos y llenos de perennes esperanzas que nos hagan construir, en unidad universal, el ladrillo que tal vez sí llega a no encontrarse,pueda ser la causa, aunque dé risa de incredulidad,que el mismo mundo se suma en un caos irreversible; al contar todos en la compleja y gloriosa, evolución sin más.-Pues aún contando con poderosas formas avanzadas de iluminación,no debemos nunca de despreciar, un frágil cerillo que hace nacer un Sol ni hacer a un lado jamas, el rudimentario carro tirado por mulas, hoy sustituido por asombrosos automóviles,ni permitir que el espíritu se envanezca, sino que haga y mantenga vivo, sus propias alas, para que sí por causas de tanta confusión reinante que los mismos grandes hombres del poder,han permitido que vayan creciendo, paulatina y amenazadoramente, permitiendo al hombre no enderezarse y comenzar una era de posibles he inmediatos retrocesos, al flagelo de la injusticia,que enloquece a cualquiera a la intolerancia de la oscura necedad, que todo lo destruye en acto irracional, cuando todo podría ser, hermosura y perfección,pues,ante los caminos estrechados y todo futuro incierto, nos hará volver indudablemente,a la elección de tips,antiguos, métodos sencillos pero eficaces,mientras los altos mandos universales,no cambien ellos mismos en sustancia de posturas, para comprender lo crítico en cimientos del tártaro,que a comenzado a crecer,como llamas de pavoroso incendio devorador, si teniendo ellos el poder, no lo sofocan en sus inicios del presente invicto.-Haciéndose necesario proceder, como lo hacían nuestros padres en casa, con Mano Dura, sin importar, así sean Nuestros Amados Parientes en Turno y tengamos que entregar,el Trono de Victoria,al más sencillo, pero Sabio de los Hombres,que nos haga Vivir Felices.-Porque es la Equidad,y no las Riquezas por Herencia o Apellidos de Abolengo o Plausibles Fortunas,lo que hacen Crecer,Prosperar y Alcanzar,Excelentes Eras para Todos por Igual.-Pues si nos tratamos con Respeto, Dignidad y Amor, los pueblos hermanos de la Tierra, no necesitarán jamás, Armarse hasta los dientes, con Armas Nucleares, Tornándose éstas,en el Acto Mismo,Cabezas Duras, en Inútiles Herramientas.-Pues el Rompecabezas de la Vida,es Profunda Reflexión o el Arte del Aprender, a Todo Acomodar o Poner las Cosas en su Lugar Debido o,de Enaltecida Existencia en Conexión o Florecimiento,con el más Supremo Sueño por Hacer Aparecer, Enmedio de la Milagrosa Humanidad.-Econtrándose toda Respuesta a toda Dolencia,en la Simpleza de ser Nosotros Mismos,seres tan Frágiles como Divinos y, para Quienes,cuanto existe y llegue a existir,se le a puesto a su Disposición sin Mengua,en Mares Infinintos de Vastedad sin Límites,cuanto le Rodea y cuya Vista,no le verá aunque parezca, ni el Comienzo ni el Final Jamás.-Para que entre los Hombres a Tiempos Perfectos, Nunca Aparezca Ambición de Pertenencia,dado en él, lo Minúsculo que necesita para Alimentarse, Cobijarse y Vivir con Comodidad Máxima si lo desea.-Pues será Locura que debe de Parar el Juicioso,Sin Perdida de Tiempo,a toda Avaricia sin Fundamento o Todos Seremos Presas, de lo Mismo que Consentimos, en Hijos que Pudimos Pulir para nuestras Dichas,o en mismas Auroras de Venturosos Amaneceres.-Las Alertas, están Hombres del Poder Mundial,a Todas Luces y si no se toman en cuenta, Las Puertas de los Infiernos nos Alcanzarán en unos breves tiempos a Todos Inmisericordemente.-Y las Estrellas de las Prominencias Siderales, comenzarán a Alejarse, sin Retorno Eterno.-Porque Hombre, no tienes Razón de Actuar, como lo Haces y tus Caprichos, Borrarán tú Nombre de Todo Imperio o Memoria.-¡¡Dios, Ten Piedad de Nosotros¡¡¡Te amo mundo, como a Googlesito impar¡¡¡¡ saulalexandeta@yahoo.com.mx saulalexandeta@sonico.com.mx deyaniratarcisia@gmail.com tereza.miranda3@facebook.com desdemonaartemisa@univision.com shadeska@twitter.com marydiana@live.com http://cuentosypoesias.onlinewebshop.net Miércoles 8 de Abril del 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada